CAROLINA, Puerto Rico - Es difícil ignorar la sonrisa en la cara del dominicano Nelson Cruz.

Su equipo está invicto después de cinco partidos en la Serie del Caribe y cuando se presente en los campos de entrenamiento la próxima semana con los Rangers de Texas el puesto de jardinero derecho es suyo para perder.

Sí, efectivamente la vida va bien para el joven jardinero que muchos piensan será la próxima estrella dominicana en las Grandes Ligas.

"Me sentido bien confiado en mi trabajo," dijo Cruz, de 26 años. "Estoy bien físicamente que es importante. Me siento confiado y estoy en buena forma."

Y se nota.

Esta semana, Cruz está bateando .263 con un jonrón y cuatro carreras remolcadas en 19 turnos al bate para las Aguilas Cibaeñas. Se ha ponchado tres veces y recibido dos base por bolas. Durante la temporada regular con los Gigantes de Cibao, Cruz bateó .273 con ocho jonrones y 21 carreras impulsadas en 39 partidos. Durante las semifinales logró un promedio de .281 con dos cuadrangulares y ocho impulsadas en diez partidos.

"Es una experiencia que todos los novatos conocen, trabajar y mejorar tu juego," dijo Cruz. "El béisbol en la República Dominicana está en un nivel alto y para un joven, como en mi caso, el tratar de jugar en las Grandes Ligas es un paso importante."

Sin duda, los números que consiguió han generado mucho interés, especialmente porque la Liga Dominicana es conocida más por el pitcheo que el bateo y la selección de Cruz para el equipo dominicano fue fácil para el piloto Félix Fermín.

"El es serio y más importante es un trabajador," dijo Fermín. "Está muy dedicado a su profesión. No hará a los Rangers lucir mal si le dan la oportunidad."

Cruz fue adquirido por los Rangers de los Cerveceros en un cambio que también fue involucrado el toletero panameño Carlos Lee. El bateó .223 con seis jonrones y 22 impulsadas en 41 partidos. Lee dejó el equipo como agente libre al firmar un contrato de 100 millones de dólares por los Astros.

"El cambio no se hubiera hecho sin él," dijo el gerente general Jon Daniels. "Si miras a nuestro sistema de ligas menores no verás a un verdadero jardinero de las esquinas. Durante los últimos años ha controlado mejor la zona de strike. La habilidad está presente lo que necesita es más turnos al bate y experiencia."

Una de las cosas que tiene Cruz es experiencia.

Entre 1998 y el 2000, él jugo con el equipo dominicano de los Mets durante la liga del verano y entonces pasó cuatro temporadas en el sistema de los Atléticos. Fue adquirido por los Cerveceros antes de la temporada del 2005 y logró su primera incursión en las Mayores durante esa campaña, bateando .200 en ocho partidos. Fue nombrado el jugador del año en las ligas menores por los Cerveceros esa temporada.

En el 2006, bateó .302 con 22 dobles, 20 jonrones y 73 carreras remolcadas en 104 partidos con la sucursal de los Cerveceros de la Triple A.

Los Rangers tienen la esperanza que Cruz comparte los jardines con el jardinero central Kenny Lofton y Frank Catalanotto y Brad Wilkerson en el izquierdo.

"Tenemos una situación fluida en los jardines y el bateador designado," dijo Daniela. "No está asegurado, pero Cruz jugará regularmente."

Cruz le da crédito a su éxito en parte a la semana que pasó con el entrenador de bateo Rudy Jaramillo en la academia del equipo a la República Dominicana. El par trabajó juntos en su swing, paciencia en el plato y su bateo de situaciones.

Es toda parte del plan de Cruz para convertirse en un jugador diario en las Grandes Ligas.

"Por ahora el jardín derecho está seguro, pero yo sé que no hay nada seguro," comentó Cruz. "Tengo que salir a hacer mi trabajo en el plato."