Yoenis Céspedes. (Chris O'Meara/AP)

MINNEAPOLIS, Minnesota - La cara de Bob Melvin lo decía todo al enterarse de que Josh Donaldson también participaría en el Derby de Jonrones previo al tradicional Juego de Estrellas de 2014.

"Es otra cosa de qué preocuparse", comentó el dirigente de los Atléticos de Oakland en son de broma.

Melvin, cuyos Atléticos tienen también al campeón defensor Yoenis Céspedes en el Derby de Jonrones en el Target Field de Minneapolis, reconoce que hay cierto nerviosismo en los equipos cuando uno de sus peloteros interviene en semejante evento por tantos 'swing' a los cuales se somete dicho jugador.

Pero también considera que es algo de lo que debe sentirse contento el pelotero participante y que por ello debe tratar de disfrutarlo.

Con Céspedes y Donaldson, los Atléticos tienen posibilidades bastante altas de contar por lo menos con un finalista en el concurso de este año.

La competencia no es ninguna perita en dulce. Por la Liga Americana compiten además Adam Jones, de los Orioles de Baltimore, Brian Dozier, de los Mellizos de Minnesota y por supuesto el capitán dominicano José Bautista, de los Azulejos de Toronto.

Por la Liga Nacional intervienen Giancarlo Stanton, de los Marlins de Miami, el cubano Yasiel Puig, de los Dodgers de Los Angeles, Todd Frazier, de los Rojos de Cincinnati, Justin Morneau, de los Rockies de Colorado y el capitán Troy Tulowitzki, también de los Rockies.

Y tal vez el cubano Céspedes busque un nuevo récord de cuadrangulares porque ya adelantó que hará un esfuerzo supremo para salir airoso de nuevo.

"Este año no me va pasar igual que el año pasado", adelantó Céspedes. "En el primer round me sentía bien y [el dominicano] David Ortiz me dijo que ya pasaba a la segunda ronda y que la cogiera suave.

Solamente di 32 jonrones [en total]. Este año voy a tratar de dar todos los que pueda en todos los rounds".

Tanto le gustó a Céspedes la experiencia de 2013 en el Citi Field de Nueva York que se propuso competir de nuevo.

"Quería ir desde un principio, pero después el capitán Bautista llamó a otra gente", explicó Céspedes. "Pensé no participar si no estaba en el Juego de Estrellas, pero ahora estoy y me siento contento de ir. Voy a dar lo mejor de mí para defender el título".

Por supuesto, la experiencia de 2013 le sirvió de mucho con miras a su intento por convertirse en el primer pelotero que gana dos de esos eventos de manera consecutiva desde que lo hiciera Ken Griffey Jr. hace 15 años.

"El Derby de Jonrones se trata de tener paciencia y buscar un pitcheo cómodo con el que uno pueda hacer buen contacto", analizó Céspedes.

Su lanzador para el Derby de 2014 va a ser de nuevo el instructor de tercera base de Oakland, Mike Gallego, porque "la tira a la velocidad que me gusta y a la altura que me gusta".

Para su compañero de equipo Donaldson, la elección de su lanzador tiene motivos sentimentales, ya que se trata del coach de bullpen de los Atléticos, Darren Bush, que fue "mi primer dirigente en Clase-A alta, Doble-A y Triple-A".

"Va a ser como otra ronda de práctica de bateo, solamente con mucha más gente viendo", indicó el tercera base titular de la Liga Americana en el Juego de Estrellas de 2014. "Esto es bien chévere. Para mí es como ponerle un poco más de nevado al pastel. Ojalá pueda dar un buen espectáculo".

El poder de Céspedes y Donaldson es una razón bastante grande para el éxito de los Atléticos, que llegan al Juego de Estrellas con el mejor récord de las Grandes Ligas, pero el Concurso de Jonrones está lleno de artilleros de largo metraje.

Uno de los representantes de la Liga Nacional, por ejemplo, es Stanton, que tiene tanta fuerza que en una práctica de bateo consumida cuando era tres años más joven casi le dio a la enorme botella de refrescos que está más allá de la parte superior de la tribuna del jardín izquierdo en el AT&T Park de San Francisco.

Y créanlo. Stanton está en Minnesota no de paseo sino con toda la intención de ganar. Con esa esperanza seleccionó a su propio manager, Mike Redmond, para que fuera el hombre que le hiciera los lanzamientos en el certamen respectivo.

"Es un honor que me haya escogido", informó Redmond a medios de Minneapolis, donde alineó por varios años como un receptor de los Mellizos de 2005 a 2009. "Sé que esto significa mucho para él. Tiene enorme poder. Sólo tengo que ponérsela en la zona correcta".

El antiguo dirigente de Stanton, el venezolano Oswaldo "Ozzie" Guillén, que forma parte del grupo de comentaristas en español de ESPN Deportes que transmitirá en vivo el Concurso de Jonrones, es uno de sus principales admiradores.

"Ha madurado mucho", opinó Guillén de su otrora pupilo en la conferencia de prensa respectiva. "No es que ahora sea mejor bateador que antes, sino que ha crecido su potencial".

Guillén está que se frota las manos de la emoción de sólo pensar en lo que pudiera ser el duelo por el título.

"Stanton y Céspedes pueden mandar la bola a la Luna si tienen que hacerlo", proclamó Guillén. "Esos tipos son tan robustos y fuertes. En cualquier parque pueden dar un 'show'. Y si Usted la saca del Citi Field [como lo hizo Céspedes con mucha frecuencia en 2013] donde la pelota no camina, la saca donde sea".

El Concurso de Jonrones de 2014 se celebrará el lunes a partir de las 8:00 p.m., Hora del Este, como uno de los deliciosos aperitivos con miras al Juego de Estrellas del Béisbol de Lujo.