Carlos Beltrán (Getty)

SEATTLE -- El guardabosque puertorriqueño de los Yankees, Carlos Beltrán, encontró un poco curiosa la atención que llamó su breve sesión de tiros del miércoles, la primera vez que Beltrán puso a prueba su brazo desde que se ausentó debido a un espolón óseo en el codo derecho el mes pasado.

"Creo que todo salió bien; solamente 25 tiros a 90 pies de distancia -- pienso que cualquiera puede hacer eso", dijo Beltrán.

Fue un punto obvio, pero representa algo de progreso para el boricua, quien será bateador designado de Nueva York mientras tanto.

Beltrán reconoció que le tomará tiempo acercase a la meta de volver a jugar en los jardines, aunque no sintió molestias al tirar el miércoles. Beltrán llevaba una venda que le ayuda a proteger la articulación del codo, y el jardinero dijo que no le afecta.

"Creo que pude hacer buenos tiros", manifestó Beltrán. "No sentí rigidez en el hombro ni nada por el estilo. Me siento bien".