Hunter Pence utiliza su monopatín por unas cuadras para trasladarse al AT&T Park para los juegos de local. (MLB.com)

SAN FRANCISCO -- Hunter Pence, no tenía un buen semblante en el rostro cuando llegó al estadio de los Gigantes el lunes, a bordo de un monopatín de repuesto en los últimos pasos antes de llegar al vestuario.

El jardinero derecho informó que su monopatín motorizado y personalizado, que utiliza por unas cuadras para trasladarse a los juegos de local, fue robado afuera de un restaurante en el Embarcadero de San Francisco, la noche del domingo. El monopatín ha encantado a los aficionados desde que Pence llegó al equipo en un cambio con Filadelfia en 2012, y los Gigantes incluso han regalado muñecos cabezones de Pence y su monopatín en juegos previos de esta temporada.

"De todas formas no tiene mucho sentido robarlo porque el cargador es algo raro. No les va a durar mucho", dijo Pence. "Solo confío en la gente, pero aparentemente alguien lo necesita más que yo".

Pence dijo que estacionó su monopatín en una rampa lejana, donde los cocineros entran y salen del restaurante y nunca pensó que alguien se lo llevaría. Dijo no tener rencor contra la ciudad, señalando que está conmovido por las muestras de cariño en Twitter para encontrar su vehículo.

Añadió que no presentó una denuncia ante la policía. Señaló que está dispuesto a perdonar al culpable, ofreciendo un muñeco cabezón autografiado si el monopatín es devuelto -- y no hará preguntas al respecto.

Pence dijo que el monopatín es una de sus pocas posesiones que le importan. El monopatín está personalizado con calcomanías con su nombre y el número 8 y regularmente puede ser visto afuera del estadio AT&T Park, donde los aficionados se fotografían con él.

Pence, quien generalmente es alegre y bromista con sus compañeros de equipo, llegó en un monopatín de repuesto al juego del lunes ante los Cachorros de Chicago.

"No se veía bien esta mañana", dijo el manager de los Gigantes, Bruce Bochy. "Nunca lo había visto así".