Alberto Callaspo.

SCOTTSDALE, Arizona -- Alberto Callaspo pasó la mañana del miércoles atrapando roletazos, actividad que no tiene nada de extraordinario para un veterano de ocho temporadas en Grandes Ligas quien ha jugado en varias posiciones del cuadro a lo largo de su carrera.

¿Qué era lo diferente esta vez?

El venezolano no estaba en la antesala, posición en la que ha iniciado 485 juegos, o incluso en la intermedia, donde ha sido titular en 230. De hecho, ni siquiera estaba en el campo corto (21 juegos iniciados) ni en los jardines (nueve). En cambio, Callaspo se encontraba en la inicial, una posición que no ha jugado ni una sola vez en su carrera como profesional.

Los Atléticos han decidido experimentar con el infielder de 30 años de edad en la primera base esta primavera. El manager Bob Melvin dijo que Callaspo seguirá practicando como inicialista y que existe una "buena posibilidad" de que el venezolano haga su debut en dicha posición el viernes en contra de los D-backs.

La razón para añadir otro guante a la maleta de Callaspo es la búsqueda de Oakland por un bateador derecho como complemento para el primera base titular Brandon Moss, un toletero zurdo. Callaspo, bateador ambidiestro, se une al bateador derecho Nate Freiman como los jugadores más aptos para asumir ese rol.

A pesar de la nula experiencia de Callaspo en la inicial, los Atléticos piensan que puede tener éxito ahí.

"Conociendo sus habilidades, no hay nada que nos indique que no pueda tener éxito ahí", destacó Melvin. "Quiero decir, tiene excelentes manos y ha jugado en la otra esquina del cuadro, así como en la parte media.

"En cuanto a sus habilidades defensivas se refieren, no ha razón para pensar que no sería un buen primera base".

El coach de la antesala Mike Gallego, quien ha supervisado el trabajo de Callaspo en la inicial, piensa lo mismo. Pero aclaró que el proceso de aprendizaje -sin importar qué tanto lo apresuren los Atléticos- llevará tiempo.

La defensa no debe de ser un problema en esa posición, donde según Gallego el venezolano mostrará "unas manos impresionantes en la primera base."

El mayor reto que Callaspo enfrentará en la inicial serán los fundamentos en dicha posición: El juego de pies alrededor de la almohadilla, atrapar tiros por encima de la línea, zafarse a tiempo de la línea en esa clase de tiros y permanecer sobre la base.

Además, existe la diferencia instintiva entre la primera base y cualquier otra posición defensiva sobre el diamante.

"Especialmente si se trata de un muchacho que ha jugado la intermedia o la antesala, tu primera reacción es hacia la pelota", explicó Gallego. "En la inicial, tu primera reacción, nueve de cada 10 veces, tiene que ser ir a la base y alejarte de la pelota. Creo que ésa es una de las diferencias más importantes".

Esa también es la razón por la que Oakland está echando a Callaspo al fuego. Después de todo, el trabajo extra en los campos aledaños y los consejos de Gallego, Moss y otros le servirán bastante.

"La única forma que vas a estimular eso es ejecutando esas jugadas en un partido real", señaló Gallego. "Se trata de un infielder de Ligas Mayores. Entonces estoy seguro de que con el tiempo se las arreglará para superar cualquier tipo de obstáculo que se le presente en la primera base".

Luego existe otro aspecto a considerar: Callaspo no es la única persona que tendrá que ajustarse.

Moss, quien mide 6 pies de altura y pesa 210 libras, es un blanco fácil en la inicial para los otros infielders. Freiman, con una estatura de 6 pies y 8 pulgadas, es lo suficientemente alto como para atrapar básicamente cada tiro dentro de su alcance.

Callaspo, sin embargo, mide 5 pies 9 pulgadas de altura.

"No tengo ningún problema en lo que a sus instintos se refiere", confió Gallego, antes de agregar con una sonrisa, "siempre y cuando los tiros malos de nuestros infielders sean hacia abajo, todo estará bien".