Carlos González

SCOTTSDALE, Arizona -- El jardinero venezolano Carlos González no tiene inconveniente con que los Rockies usen los entrenamientos para determinar si lo utilizarán en el jardín central o en el izquierdo.

Tras enviar al guardabosque central Dexter Fowler a los Astros durante el receso de temporada, los Rockies le informaron a González, quien ha ganado tres Guantes de Oro, que sería trasladado al jardín central. Pero Colorado luego adquirió en un cambio con los Indios a Drew Stubbs, quien podría defender el bosque central en combinación con Charlie Blackmon o Corey Dickerson. Brandon Barnes, quien patrulló el jardín central por los Astros en el 2013 y pasó a los Rockies en el canje por Fowler, representa otra alternativa.

El capataz Walt Weiss dijo que el plan tentativo del equipo sigue siendo usar a González en el jardín central, pero que eso no es seguro. Weiss y González están de acuerdo con que la decisión que se tome esta primavera será definitiva. El guardabosque considera que cambiar de posición durante la temporada regular aumentaría su riesgo de lesionarse.

"Tenemos opciones y es inteligente que el manager sepa que puede contar con sus jugadores", dijo González. "Estoy listo para patrullar el jardín central o el izquierdo, dependiendo de dónde me necesiten. Cuando enviaron a Dexter a Houston, ésa era su mejor opción. Pero ahora tenemos más profundidad y contamos con Drew Stubbs, quien es un guardabosque central puro. Eso es bueno.

"Sé que voy a jugar a diario. No sé si será en el jardín central o en el izquierdo, pero si estoy saludable, tendré la oportunidad de ayudar al club".

González aspiraba al título de bateo y encabezaba la Liga Nacional en jonrones en el 2013 antes de sufrir un desgarre en el dedo del medio de la mano derecha. La lesión lo entorpeció al bate, pero aun así ganó un Guante de Oro.

De trasladarse al bosque central, González competiría por el Guante de Oro con Andrew McCutchen de los Piratas, quien se llevó el galardón para dicho puesto en el 2013.

"Cada año representa un nuevo reto y la palabra 'reto' para mí es motivación", dijo González. "No me importa lo que hice el año anterior. Quiero ser mejor el año siguiente. Tengo tres guantes hermosos en mi casa y quiero continuar con eso. Voy a dar lo mejor de mí sin importar dónde juegue. Pero ésa no es mi meta principal. Lo que quiero es ayudar a este equipo a ganar un campeonato. Cuando piensas así, te vas a esforzar por ser el mejor".

González dice que el dedo ya ha sanado y que tratará de evitar lesiones en el futuro agarrando el bate un poco más arriba para que el meñique quede en otra posición. A la vez, usará menos cinta adhesiva y brea. El oriundo de Maracaibo también afirma que ha recuperado todo el peso que perdió tras someterse a una apendectomía de emergencia durante la temporada baja.