Fernando Rodney. (El Escogido Baseball Club)

SANTO DOMINGO - No fue sorpresa ver a Fernando Rodney en el montículo, pero los contrarios quedaron sorprendidos cuando en el séptimo episodio el derecho hizo su primera presentación del campeonato con los Leones del Escogido.

Su primer lanzamiento fue una recta a 94 millas, un mensaje claro y sencillo de que en el montículo estaba un lanzador de Grandes Ligas.

El derecho salió sin problemas de ese episodio al fulminar con sus lanzamientos de alta tensión a los importados Roonier Mustelier y Félix Pérez, y dominar con rodado a la primera base a Anderson Hernández.

"Vine a defender la franela roja y no tengo miedo", dijo Rodney al hablar sobre su participación en el partido de este martes donde los Leones del Escogido dejaron sin hit y carrera a los Tigres del Licey (6-0) para de esta forma avanzar a la Serie Final del Torneo de béisbol otoño-invernal de la República Dominicana.

Sin haber todavía firmado un contrato para la próxima temporada del béisbol de Grandes Ligas, Rodney decidió ponerse el uniforme de los Leones una vez más.

"Cuando uno está preparado como lo hice yo antes de estar aquí no hay miedo, estoy en condiciones físicas y me falta muy poco para cerrar partidos", apuntó el relevista del año en Grandes Ligas en la temporada del 2012.

Agregó que desde hace dos meses se viene preparando y que no tiene miedo de lanzar sin haber logrado contrato.

También aseguró que seguirá hasta el fin con el Escogido.