Jay Bell

SCOTTSDALE, Arizona -- Hace un año Jay Bell se convirtió en coach de bateo de los Piratas, lo que significó un regreso a casa al unirse al equipo donde tuvo sus mejores momentos como pelotero.

Ahora como nuevo coach de la banca de los Rojos y residente de Arizona, podrá quedarse en casa, en espítiru -- trabajando junto a su amigo Bryan Price, el nuevo piloto de Cincinnati -- y literalmente durante gran parte de la temporada.

En tres meses, los Rojos comenzarán sus Entrenamientos de Primavera en Goodyear, Arizona, un corto viaje desde el hogar de Bell. Es una gran diferencia a la distancia de las instalaciones de pretemporada de los Piratas en Bradenton, Florida.

"Será maravilloso tener eso, el poder ver todos los juegos de mi hijo. No he lo visto jugar en dos años", dijo Bell. "Ese no es el principal motivo por mi decisión, pero todo resultó bien".

Bell dejó a los Piratas después de una campaña principalmente para tener la oportunidad de unir fuerzas con Price. Bell y Price trabajaron bajo el dirigente Bob Melvin en el 2006 como coach de la banca y de pitcheo en los D-backs, respectivamente, y en total estuvieron en la organización de Arizona durante cuatro años.

"Estoy bastante entusiasmado por trabajar con Bryan. Será excelente", declaró Bell. "Definitivamente extrañaré Pittsburgh. Allá hay un gran grupo de hombres y les tengo bastante respeto. Pero ésta es una maravillosa oportunidad".