Barry Bonds. (Noah Berger/AP)

SAN FRANCISCO -- Una corte federal de apelaciones ratificó el viernes el fallo de culpabilidad por obstrucción de la justicia dictado al ex toletero Barry Bonds a raíz de su testimonio vago durante una comparecencia en 2003 ante un jurado de instrucción que investigaba el consumo de sustancias prohibidas por parte de atletas de élite.

La Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito determinó que el testimonio de Bonds fue "evasivo" y capaz de desorientar a los investigadores, para dificultar su indagatoria sobre una red de distribución de fármacos para incrementar el desempeño físico con base en el Bay Area Laboratory Co-Operative, mejor conocido como BALCO.

Por la noche, en un comunicado, Bonds se dijo decepcionado por la decisión, pero dio instrucciones a sus abogados para que soliciten que se le permita comenzar el cumplimiento inmediato de su sentencia de 30 días de arresto domiciliario y dos años de libertad condicional.

"Entretanto, pretendo también buscar una revisión judicial más profunda de los importantes asuntos legales que plantea esta apelación que se decidió hoy", dijo Bonds. "Éste ha sido un capítulo largo y difícil en mi vida, y estoy ansioso por dejarlo atrás una vez que haya cumplido las sanciones ordenadas por la corte".

Al igual que otros atletas prominentes que testificaron ante el jurado de acusación, a Bonds se le otorgó inmunidad ante cargos penales siempre y cuando presentara declaraciones veraces.

Pero el ex bateador de los Gigantes de San Francisco negó reiteradamente saber sobre el uso de sustancias prohibidas --testificó que, según creía, estaba consumiendo aceite de linaza y otros suplementos legales. Los fiscales lo acusaron de obstrucción de la justicia y de realizar declaraciones falsas.

Un jurado condenó a Bonds por un solo cargo grave, por obstrucción, resultante de su comparecencia ante el jurado de instrucción en San Francisco en diciembre de 2003. A Bonds se le preguntó si su preparador físico, Greg Anderson, lo había inyectado alguna vez con una sustancia, y el respondió hablando de las dificultades de tener un padre famoso.

El padre de Bonds es el ex jugador de Grandes Ligas Bobby Bonds.

El jurado no logró ponerse de acuerdo sobre otros tres cargos contra Bonds por declaraciones falsas, luego que el pelotero negó haber consumido sustancias prohibidas a sabiendas, y esos cargos fueron desechados.

Dennis Riordan, abogado encargado de la apelación de Bonds, rechazó hacer comentarios.

Los fiscales habían buscado una sentencia de 15 meses de prisión.