Josh Beckett

LOS ANGELES -- Josh Beckett ha tirado más de 1,900 innings como lanzador de Grandes Ligas. Dicha carga ha afectado al derecho de los Dodgers, quien se perderá el resto de la temporada por una cirugía en el cuello.

Aunque Beckett no volverá a lanzar por Los Angeles este año, el diestro confía en que su carrera no ha terminado.

El veterano, quien será operado en dos semanas, venía lidiando con una falta de sensibilidad en la mano de lanzar durante una gran parte del 2013. No funcionó una agresiva rehabilitación, así que Beckett irá al quirófano por primera vez en su carrera de 13 años.

"Esta fue la última solución", dijo Beckett. "Intentamos todo, pero no pude aprobar ninguna de mis análisis clínicas."

Beckett también afirmó que no tendrá que alterar su mecánica en el montículo y que quiere empezar un programa de tiros antes de llegar al 2014. Se espera que la recuperación del derecho sea de entre tres y cinco meses, según los Dodgers. Beckett pretende estar listo para los entrenamientos de la próxima temporada.

"La meta es tratar de tener algún programa este mismo año, para ya estar acostumbrado a tirar en la temporada muerta", dijo el lanzador.

Beckett tuvo marca de 0-5 con efectividad de 5.19 en ocho aperturas este año, antes de ingresar a la lista de lesioandos el 14 de mayo.

Los Dodgers adquirieron a Beckett en agosto del 2012 en un cambio con Boston que también trajo al primera base mexicano Adrián González, al jardinero Carl Crawford y al infielder Nick Punto.

Beckett reveló que en siete campañas con los Medias Rojas, en ocasiones experimentó una falta de sensibilidad en la mano de lanzar, pero nada que ver con lo que padeció este año.

"Siempre se me quitaba rápido", dijo. "Nunca fue algo de mucho tiempo. Eso fue lo que nos alarmó. Estuvo ahí durante seis semanas o más."

Después de dejar de tirar en mayo, Beckett empezó a soltar el brazo en esta semana. Pero persistió la misma condición y, después de consultar con los médicos, Beckett eligió operarse.

"Espero que mejore eso", dijo el diestro. "Quiero poder sentir la bola."