Elvis Andrus.

PHOENIX -- A comienzos de su carrera, el torpedero venezolano de los Rangers, Elvis Andrus, no lidiaba bien con los fracasos en el terreno. El campocorto no podía dejar atrás un error que le costara una carrera a su equipo.

Con todo el talento natural que tenía, le era difícil olvidar las fallas.

Ahora en su quinta campaña en la Gran Carpa, Andrus ha comenzado a comprender el concepto de tener una corta memoria.

"Todavía trato de corregirlo. Estoy consciente de que no debes seguir pensando en un error y que simplemente debes darle vuelta a la página", manifestó Andrus. "Si cometes una falla y nada sucede en la entrada, te sientes tranquilo. Pero cuando cometes un error y el contrario anota, ahí es que te enfadas porque tú los ayudaste.

"Ahora es diferente", continuó. Si juegas todos los días debes comprender que cometerás errores. Debes pensar en lo positivo y dejar atrás lo negativo".

Últimamente, Andrus ha tenido que aplicar aquella mantra. El infielder de 24 años cometió un solo error en los primeros 45 compromisos de los Rangers, pero antes de no hacer pifias en los dos partidos del lunes, el campocorto había cometido tres fallas en sus últimos cuatro juegos.

"En ocasiones pierde esa ventaja mental", señaló el dirigente de Texas, Ron Washington. "Pero lo que te olvidas es que Elvis tiene 24 años de edad. Todavía puede seguir aprendiendo y cuando cumpla los 26 o 27 años, lo descifrará todo. Ya está jugando más allá de sus años y nuestras expectativas son altas debido a su talento. Es un muchacho que aún está aprendiendo".

Pese a su reciente mal momento a la defensa, Andrus aún ocupa el segundo lugar de las Grandes Ligas en Wins Above Replacement defensivos (Victorias Por Encima Del Reemplazo, o WAR por sus siglas en inglés) con 1.1, detrás de Andrelton Simmons de los Bravos. Washington piensa que pronto el venezolano sabrá aprovechar al máximo su talento y que eso resultará en un Guante de Oro para Andrus, quien terminó segundo en las votaciones del año pasado en la Liga Americana, detrás de J.J. Hardy de los Orioles.

"Tiene el potencial de conseguir uno", dijo Washington. "Solamente debe seguir jugando aunque sienta fatiga mental. Cuando pueda superar eso, conseguirá el premio. Tres de los cuatro errores que ha cometido fueron porque estaba cansado mentalmente. Pronto podrá darle vuelta a eso".

Washington también tiene experiencia dirigiendo a ganadores del Guante de Oro. El dominicano Adrián Beltré ha sido reconocido con dos Guantes de Oro como miembro de los Rangers, mientras que Eric Chávez, a quien Texas enfrentó en su serie contra Arizona, ganó seis Guantes de Oro seguidos del 2001 al 2006 en Oakland con Washington como uno de los coaches del equipo.

A nivel individual, Andrus reconoció que el ganar un Guante de Oro es una de las principales metas en su carrera, pero sabe que todo llega con tiempo.

"Pienso que todos los jugadores quieren un Guante de Oro. Significa que eres consistente y que todos los días estás listo mentalmente", declaró Andrus. "Definitivamente viene con experiencia. Debes adaptarte a situaciones diferentes".