José Valverde. (AP)

DETROIT - Ya es algo conocido la sensación de nervios de parte de los fanáticos cuando José Valverde entra a lanzar por los Tigres con una ventaja de más de tres carreras-es decir, no una situación de salvamento.

La fanaticada felina recuerda muchas ventajas de cuatro carreas que se han convertido en juegos reñidos de una o dos vueltas de diferencias, antes de ver al dominicano sacar el último out. Sin embargo, ahora mismo el equipo de Detroit quiere ver tirar a Valverde en partidos como el del martes, cuando había una ventaja por 6-2 sobre los Astros.

El domingo, Valverde comentó sobre su falta de entrenamientos este año. Los juegos como el del martes son lo que más se parecen a la preparación tradicional de la primavera para el derecho.

"Creo que tenemos que tratar de que se ponga en forma para lanzar-no me refiero a su forma física", dijo el manager de los Tigres, Jim Leyland. "Se ve bien a nivel físico. No está sobrepeso ni fuera de forma.

"Valverde está en buena forma, pero no en forma para lanzar", continuó el capataz. "Sentíamos que era importante ponerlo a tirar un poco, para que continúe acumulando fuerza en el brazo."

El martes ante Houston, Valverde hizo 10 pitcheos, ocho para strike, rumbo a retirar en orden a los Astros en el noveno episodio. Tiró tres rectas de los dedos separados, incluyendo un strike cantado para ponchar a su compatriota Carlos Peña y ponerle punto final a la victoria de Detroit.

Ese comando, se puede decir, representa estar en forma para pitchar.

"Tiró algunas rectas de los dedos separados con las que quedamos bien complacidos", dijo Leyland. "Dos de ellas fueron bastante buenas. Y el domingo contra Cleveland, hacía frío y no sentía bien la bola en la mano. Por eso no tiró ese pitcheo."

El clima es un factor por el que Valverde no ha tirado muchas rectas de los dedos separados. Sin embargo, el veterano quisqueyano afirma que dicho lanzamiento no le hace tanta falta como antes porque en años recientes ha agregado a su repertorio un sínker (pitcheo que se hunde) y una recta cortada.

"A veces tienes que tirar más la recta de los dedos separados", dijo Valverde. "Es como cuando estaba en Arizona (con los Diamondbacks), tenía que tirar esa y la recta mucho, porque no tenía sínker. Ahora mismo, tiro el sínker y la recta cortada. No tengo que tirar con tanta frecuencia la recta de los dedos separados, porque cuento con más pitcheos."