Christian Martínez. (Julio Cortez/AP)

ORLANDO, Florida (Licey.com).- Christian Martínez aprovechó la temporada muerta para prepararse bajo las órdenes de un "trainer" para tratar de ayudar a unos Bravos de Atlanta que considera con el personal para llevar a buen puerto la estación 2013.

El lanzador derecho que en la pelota invernal dominicana pertenece a los Tigres del Licey, aseguró en el campo de entrenamientos de los Bravos, que se siente muy bien y preparado para lograr una buena campaña.

Sustentó que su mejor lanzamiento en este momento es su bola rápida, que es la base de su repertorio para mezclar con cambios de velocidad y slyder y con ellos sacar ventaja a los rivales.

"Gracias a Dios que me siento fuerte, física y mentalmente, porque hay que estar al cien por ciento para (afrontar) la temporada", expresó el derecho nativo de la capital dominicana, en entrevista para Liceytv HD, con Sussy Jiménez.

Martínez proyectó un año más fuerte que el competitivo que tuvieron los Bravos en 2012, por la llegada de los hermanos Justin Upton (desde Arizona) y B.J. Upton (desde Tampa Bay), que se unen en los jardines al portento del conjunto Jason Heyward.

"Tenemos un buen equipo y lo que deseamos es tener buena salud para salir adelante", manifestó el derecho de 6'1" de estatura, 185 libras, que en la temporada de 2012 compiló marca de 5-4 en ganados y perdidos, un juego salvado.

Registró promedio 3.91 de efectividad en 54 partidos y 73.2 entradas lanzadas como relevista intermedio, con 65 ponches propinados y 19 bases por bolas. La oposición le bateó .277.

Christian describió como positivo el ambiente que se vive en los Bravos, con el arribo de nuevos miembros del conjunto, especialmente los Upton.

"Pensé que iba a ser diferente, más fuerte para mí y para ellos, pero estamos bien, nos llevamos como hermanos", aseguró Martínez, para luego agregar que todo marcha como en familia, pues de eso se trata un conjunto de béisbol, cuya única diferencia con la familia es la sangre.

Aunque Christian no jugó en el invierno pasado con el Licey, reconoció lo provechoso para los peloteros actuar en la liga dominicana, porque es la más cotizada de la pelota epocal y hasta los propios jugadores estadounidense quieren participar en ella para ponerse "ready", por la gran cantidad de jugadores de Grandes Ligas que ven acción.