(AP)

DETROIT - Los Tigres de Detroit están conscientes del reto que les espera. Abajo 0-2 en la Serie Mundial ante los Gigantes de San Francisco de cara al Juego 3 el sábado en el Comerica Park, los felinos tratan de afrontar el reto de la manera más optimista posible.

"A mí me gusta simplificar las cosas", dijo el manager de los Tigres, Jim Leyland. "Creo que en este caso lo puedo hacer fácilmente: Estamos abajo por dos juegos faltando cinco encuentros, pero estamos jugando contra el equipo que tenemos que alcanzar. Creo que ésa es la mejor manera de verlo."

Tomando en cuenta las circunstancias, es la actitud más lógica. Pero la historia no está del lado de los felinos.

En los primeros 52 Clásicos de Otoño con un equipo arriba 2-0, 41 de los que ganaron los primeros dos choques llegaron a conquistar el título (78%), incluyendo las últimas ocho veces. La última ocasión en que un conjunto remontó una desventaja 0-2 para finalmente coronarse fueron los Yankees de Nueva York de 1996.

En el béisbol no hay nada escrito, por supuesto. A los Tigres les conviene ignorar la historia y simplemente tratar de meterse en la serie con una victoria aquí el sábado.

"No pienso mucho en los primeros dos partidos", dijo el derecho venezolano Aníbal Sánchez, quien abrirá el Juego 3 por los Tigres contra Ryan Vogelsong de los Gigantes. "Sé que estamos abajo por dos juegos, pero eso está en el pasado. (El sábado) tenemos que empezar de nuevo."

Lo que más urge en Detroit es que comiencen de nuevo.

Los Tigres, que batearon .291 colectivamente al barrer a los Yankees en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, llevan promedio de apenas .167 en los primeros dos partidos de la Serie Mundial. El jueves en el Juego 2 en San Francisco, Detroit fue blanqueado por apenas la tercera ocasión en el 2012.

"No hemos bateado como deberíamos", dijo la superestrella venezolana de los felinos, Miguel Cabrera. "Las cosas no nos han ido bien, pero nos espera otro juego. Tenemos que tratar de ganar e intentar igualar esta serie."

Una clave podría ser jugar en el Comerica Park. En la temporada regular los Tigres empataron por el segundo mejor récord como local con 50-31. Siguieron eso con cuatro victorias sin derrotas en las primeras dos rondas de la postemporada.

Ahora buscan más éxitos caseros.

"Es muy divertido jugar aquí", dijo el receptor de los Tigres, Alex Avila. "Cuando tenemos nuestros grandes racimos el público reacciona mucho y es una buena sensación."

Efectivamente, cuando los Tigres completaron su barrida de los Yankees al ganar los Juegos 3 y 4 de la segunda ronda aquí, el Comerica Park parecía temblar con cada carrera anotada de los felinos y cada out importante sacado ante los Yankees.

"Es un ambiente increíble", dijo el jardinero de Detroit, Austin Jackson. "Te puedes alimentar de eso, la energía de los fanáticos. Es increíble cuando sales al terreno y sientes que los fanáticos están contigo."

Otro factor que podría favorecer a los Tigres en la Ciudad Automotriz es el clima. Los felinos están más acostumbrados a jugar en extremo frío (en términos de béisbol) que los Gigantes. Para sábado y domingo-los días de los Juegos 3 y 4-se pronostica que la temperatura podría bajar a casi 35 grados Fahrenheit.

"Hace frío, pero ésta es la Serie Mundial", dijo Leyland, tratando de restarle importancia al factor clima. "El frío es para todo el mundo."

Para los Tigres, empezar el tercer partido con buen pie al bate sería crucial para cambiar el tono de esta serie.

"Tenemos que ser más agresivos, más confiados y ganar el primero", dijo Cabrera. "Espero que podamos recuperar el ritmo."

Y claro, Sánchez-quien lleva excelente efectividad de 1.35 en 13.1 entradas lanzadas en esta postemporada-tendrá que volver a brillar en el montículo para frenar a los campeones de la Liga Nacional.

"Siempre pienso que si tenemos la oportunidad de jugar otro partido, hay posibilidades", dijo el maracayero. "Entonces, todo termina el 1ro de noviembre (fecha programada para el Juego 7 de la serie). Si tenemos que jugar siete partidos, estamos trabajando para eso. Necesitamos cuatro victorias más, así que estamos luchando para eso."