BOSTON -- Los Medias Rojas de Boston contrataron a John Farrell como su nuevo manager tras pactar un acuerdo con los Azulejos de Toronto, que a cambio obtuvieron al infielder puertorriqueño Mike Avilés.

Farrell había sido el piloto de Toronto durante las pasadas dos temporadas. Acumuló una foja de 154-170 y el equipo terminó dos veces en el cuarto lugar de la división Este de la Liga Americana.

Coach de pitcheo de los Medias Rojas entre 2007-10, a Farrell le quedaba un año más de contrato con Toronto y los Medias Rojas aceptaron darle una compensación a los Azulejos para que permitieran que el piloto se fuese a un equipo rival dentro de la división.

"Estoy muy emocionado de volver a los Medias Rojas y a Boston", dijo Farrell en un comunicado dado a conocer por el equipo. "Amo a esta organización. Es un gran equipo en una ciudad y región especial, con una gran afición, y queremos sino que compensar su fe en nosotros".

Esta fue la segunda ocasión que los Medias Rojas intentaron que Farrell trabaje para ellos, lográndolo ahora con un acuerdo inusual, aunque con precedentes, por un manager en activo. Boston cedió a Avilés, quien bateó.250 con 13 cuadrangulares y 60 carreras remolcadas la temporada pasada, y obtendrá al derecho David Carpenter a cambio.

Esta es la séptima ocasión en las Grandes Ligas que un equipo traspasa a un manager bajo contrato a otro club, dijeron los Medias Rojas. El año pasado, los Marlins de Miami contrataron a Ozzie Guillén de los Medias Blancas de Chicago en un acuerdo que también incluyó a tres jugadores.

Farrell fue el coach de pitcheo de los Medias Rojas durante cuatro temporadas hasta que hace dos años Toronto lo contrató como manager. Era el principal candidato de Boston cuando el equipo dejó ir a Terry Francona luego del derrumbe que tuvo el club en septiembre de 2011, pero los Azulejos no le permitieron partir.

Apenas una campaña después, los Medias Rojas se encontraron de nuevo buscando un manager después de que con Valentine el equipo terminó último en su división con foja de 69-93, la peor de la franquicia desde 1965.

Y, después de que Toronto finalizó con foja de 73-89 en 2012, los Azulejos ya estaban dispuestos a prescindir de Farrell.